CatDialeg
CatDialeg
CatDialeg
CatDialeg
Vuelve la prueba reina del asfalto Vuelve la prueba reina del asfalto

Vuelve la prueba reina del asfalto

Los ‘runners’ celebran el regreso del maratón a Barcelona tras el parón por la COVID-19
SocietatZPortada Izquierda 9 noviembre, 2021 user2 0
0 / 5 (0 votos)

Inici » Historic » Vuelve la prueba reina del asfalto

Al final no pudo ser. La pandemia obligó a las autoridades a trasladar la fecha del maratón de Barcelona de marzo a octubre de 2020. Meses después, las entidades sanitarias locales volvieron a aplazarlo hasta el 7 de noviembre de 2021 porque la COVID-19 seguía poniendo en riesgo la seguridad de los corredores. A pesar de que la decisión no sorprendió, no correr la prueba reina en la ciudad condal fue un mazazo para muchos amantes del asfalto.

La compañía organizadora de la edición de este año es ASO-RPM. Según palco23, RMP destinará algo más de medio millón de euros para promocionar el evento y captar atletas profesionales. Entre los más esperados estaba Eliud Kipchoge, actual campeón mundial. Conocido por su habilidad para volar literalmente sobre sus zapatillas, ganó en dos ocasiones la media maratón. Sin embargo, no podremos verle correr esta año en Barcelona.

Alemu Bekele, ganador de la edición de 2019 del maratón de Barcelona tras llegar a meta

Alemu Bekele, ganador de la última edición del maratón de Barcelona en 2019 tras llegar a meta y batir el récord de la prueba

 

Un atleta profesional que sí sabe qué es enfrentarse a los 42 kilómetros del asfalto catalán es el tarrasense Jaume Leiva. Logró su primera mejor marca personal en esta carrera en 2013 y fue el mejor atleta español de la prueba. Sin embargo, unos pocos segundos le dejaron fuera del mundial de Moscú. “El maratón es así de cruel, tiene que salir todo bien para poder hacer un buen registro”, declaró para foroatletismo.com.

MARATÓN AL ALCANCE DE TODOS

Hace años que la distancia por excelencia del asfalto dejó de ser propiedad de la élite del atletismo. De hecho, hoy es fácil encontrar maratonianos populares en muchos rincones. Las circunstancias que hacen soñar a un runner con esta prueba son muy diversas. Las de Josep Lluís del Olmo, profesor de marketing de la Universidad Abat Oliba en Barcelona, son algo atípicas. Sabe qué se siente al correr un maratón, aunque solo lo haya hecho una vez. Concretamente, corrió la última edición del maratón de Barcelona en 2019. Su hijo Marc le animó a participar después de casi toda una vida corriendo carreras populares.

Con 64 años, Josep Lluís dio el salto a la distancia magna con la satisfacción de haber llegado a meta por debajo de las cinco horas. Desde entonces, se reafirma en su deseo de “seguir corriendo el maratón de casa con ilusión tantos años como el cuerpo aguante”. Este corredor con hambre de maratón tardía, aunque voraz, afronta con impaciencia la cita del domingo tras el año en blanco debido a la pandemia.

Josep Lluís del Olmo sabe que esta no es la mejor época para correr un maratón. “Se suele preparar en invierno para correr durante los primeros meses del año con mejor temperatura”, afirma. En todo caso, la edad no es un obstáculo para él: “Siempre he sido muy competitivo y el hecho de correr me hace sentir más joven”, afirma.

VOLAR EN ASFALTO BARCELONÉS

En la última edición, la organización decidió modificar el circuito. Por un lado, pretendía evitar los giros más pronunciados. Por otro, intentaba reducir el desnivel medio de una prueba que el domingo tendrá 25 metros menos que en 2019. Así se consigue un recorrido más rápido que permitirá mejores marcas. En cualquier caso, para repetidores como Josep Lluís “Barcelona tiene su diseño y siempre habrá zonas del recorrido menos amables”. Este año es posible recorrer la prueba de forma virtual:

Se trata de una herramienta útil que permite estimar al corredor el kilómetro en el que podría aparecer el temido “muro”, una sensación de desfallecimiento que, en caso de presentarse, lo hace entre el kilómetro 30 y 35 debido al agotamiento del combustible  más importante del músculo: el glucógeno.

Barcelona huele a maratón. Los más de 15.000 valientes inscritos hasta la fecha exprimen sus últimas tiradas. Es el último empujón para enfrentarse a uno de los circuitos urbanos más rápidos que se recuerdan. Quienes estén dispuestos a poner a prueba mente y piernas tienen una cita el domingo en la Avenida Reina María Cristina. Este año sí es posible curar la resaca de alquitrán provocada por un parón tan inesperado como inoportuno. Basta con recorrer a golpe de zapatilla los 42 kilómetros y 195 metros.

 

Marta Jorge Vispo

 

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, punxi l'enllaç per a major informació. ACEPTAR

Aviso de cookies